HORARIO OFICINA
Lunes a Viernes: 08:30-13:30 /  16:00- 19:00

calefacción

calefacción, Reformas en general

¿Qué tipo de calefacción debería elegir?

 

La calefacción es algo de lo más necesario en cualquier tipo de vivienda. A pesar de que existen muchos tipos de calefacción diferentes todas ellas tienen el mismo propósito, aportar calor al hogar. En este artículo te vamos a hablar de las calefacciones más habituales para que tengas claro en que situaciones son más indicadas o lo que pueden aportarte a tu hogar.

 

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir la calefacción

Cada casa es diferente y, precisamente por esto, hay que tener en cuenta aquellos factores diferenciales que la hacen única de cara a disfrutar de un tipo u otro de calefacción.

Hay que tener en cuenta el tamaño de la casa, ya que no será lo mismo calentar una casa pequeña que una grande. La orientación de la casa también es importante ya que dependiendo de esta tendrá más o menos temperatura. Otros factores que también se deben de tener en cuenta son los aislamientos con los que cuente la casa y la climatología de la zona.

Por último, el precio de la energía. No todos los tipos de calefacción cuestan lo mismo y, a pesar de que uno nos pueda resultar más útil que otro, tal vez el gasto que supone nos disuada a la hora de utilizarlo o prefiramos buscar una alternativa.

Vamos a ver algunos de los tipos de calefacción más habituales.

 

 

 

Caldera + radiadores

A la hora de elegir una caldera puedes optar por que esta sea de gas natural o de gasoil. Cada una de ellas cuenta con sus propias ventajas, por ejemplo, la caldera de gasoil no depende del suministro del gas ciudad y es más económica de instalar.

Independientemente del combustible de la caldera, este tipo de calefacción es estupendo para poder calentar toda la casa por igual dependiendo de la distribución que hagas de los radiadores. Su uso es recomendable en viviendas grandes y, sobre todo, en climas más fríos debido a la potencia con la que cuenta.

Aire acondicionado

Además de producirte frío en verano, el aire acondicionado puede ser una fuente importante de calor durante el invierno. A día de hoy puedes encontrar aparatos de aire acondicionado altamente eficientes, por lo que su gasto energético es moderado.

 

El aire acondicionado es ideal para una vivienda que no sea muy grande y, sobre todo, en climas de temperaturas suaves. El aire acondicionado puede sufrir con temperaturas extremas ya que puede formarse hielo en su sistema y que este se acabe estropeando.

 

 

Menos emisiones contaminantes

Al aislar a nivel térmico una vivienda estamos contribuyendo a reducir las emisiones contaminantes de efecto invernadero. El menor consumo de sistemas de climatización reduce nuestro consumo de energía y, con ello, las emisiones de CO2 a la atmósfera, principal causante del calentamiento global y el cambio climático.

Estufas de biomasa

Las estufas de biomasa suelen ser la alternativa cuando no se tiene acceso al gas natural en casa. Estas estufas cuentan con un gran poder calorífico y las podemos mover bien por toda la casa, calentando las habitaciones a su paso.

 

Se trata de uno de los tipos de calefacción más ecológicos que existe. Su uso está especialmente recomendado para viviendas que no sean muy grandes, ya que así la estufa podrá calentar sin problemas toda la casa. Especialmente se suelen encontrar en las casas de campo y, la principal pega que tienen es su mantenimiento y su instalación.

 

 

 

calefacción, Reformas en general

Ventajas del aislamiento térmico

Alcanzar una temperatura idónea la mayor parte del año en el hogar es algo que desea cualquier propietario o familia. Y es que tanto en invierno como en verano son necesarias soluciones de climatización que tienen un coste muy importante, algo que se puede reducir si acometemos actuaciones para aislar el hogar a nivel térmico.

 

El aislamiento térmico de viviendas y edificios aporta interesante ventajas a múltiples niveles. Las viviendas aisladas térmicamente se han convertido en las más demandadas por los compradores de viviendas y por ello las constructoras tienen cada vez más en cuenta el aislamiento térmico en sus edificaciones de obra nueva. Si todavía no conoces cuáles son las ventajas del aislamiento térmico te mostramos las más importantes a continuación:

 

Confort térmico

Una vivienda bien aislada del exterior permite a los usuarios disfrutar de un mayor confort térmico. Por confort térmico hablamos de una temperatura interior estable y agradable la mayor parte del año sin que se vea afectada por la climatología externa. El aislamiento térmico puede convertir a los hogares en oasis de temperatura tanto en verano como en invierno.

 

 

Reducir pérdida de calor

Una de las ventajas del aislamiento térmico es la reducción de la pérdida de calor que se produce a través de ventanas, techos, suelos, paredes y puertas. Estas pérdidas de calor hacen necesario un uso más intensivo de sistemas de climatización, lo que supone un mayor consumo de energía y un mayor gasto. Y es que el 30% del calor se pierde por el tejado, un 13% por las ventanas y hasta un 25% por los muros.

 

Eficiencia energética

Una vivienda que realiza trabajos para alcanzar el aislamiento térmico se convierte en una vivienda eficiente energéticamente. Al aislar la vivienda estamos reduciendo en más de un 50% las pérdidas de calor, lo que se traduce en una reducción media del 40% en el consumo de energía. El resultado, una vivienda más eficiente en el consumo de energía.

 

 

Menos emisiones contaminantes

Al aislar a nivel térmico una vivienda estamos contribuyendo a reducir las emisiones contaminantes de efecto invernadero. El menor consumo de sistemas de climatización reduce nuestro consumo de energía y, con ello, las emisiones de CO2 a la atmósfera, principal causante del calentamiento global y el cambio climático.

 

Mejor salud

El aislamiento térmico de viviendas es especialmente importante en hogares donde hay niños, personas mayores o personas inmunodeprimidas. El aislamiento térmico ayuda a evitar cambios bruscos de temperatura que están detrás de muchos resfriados y gripes en los cambios de estación. Una temperatura estable también es beneficiosa para el control de dolores musculares y articulares.

 

 

Otros beneficios del aislamiento térmico son el alargamiento de la vida útil de los dispositivos de climatización (aire acondicionado, calderas, estufas…) debido al menor uso y una reducción de humedades en techos y paredes como consecuencia del aislamiento.

 

Como se puede apreciar son muchas las ventajas que el aislamiento térmico aporta a las viviendas. Un cambio de vital importancia para ahorrar energía y disfrutar durante todo el año de una temperatura agradable en el hogar.

 

calefacción, Electricidad

Consejos de calefacción para la ola de frio

La ola de frío ha golpeado duramente a España durante este mes de enero. Además, esta ola de frío ha coincidido con la subida en el precio de la luz, por lo que muchas personas se encuentran preocupadas por como ahorrar en su calefacción. Vamos a darte una serie de consejos para que esta subida no te afecte en una gran medida y así puedas estar más tranquilo.

 

Ajusta bien la temperatura

Muchas personas tienen la falsa creencia de que, por poner un aparato de calefacción a su máxima temperatura se va a calentar antes la casa. Esto es totalmente falso, ya que la temperatura de tu casa se va a incrementar a la misma velocidad independientemente de la temperatura que hayas establecido. Si tienes un termo eléctrico, te aconsejamos que lo pongas en 21 grados ya que por cada grado por encima de este se incrementará el consumo de energía en aproximadamente un 7% y con ello, el gasto que eso supone.

 

Cerrar las puertas

A pesar de que te guste estar con las puertas abiertas en casa, cerrar estas te permitirá atrapar el calor de cada habitación. De esta forma, una habitación que cuente con una puerta cerrada necesitará de menos energía para calentarse y, además, aguantará mucho mejor el calor.

 

No bloquees el calor del radiador

Independientemente de si usas una estufa, un radiador, o la fuente de calor que sea, es importante que no bloquees el calor de esta. Muchas personas tienen la costumbre de aprovechar los radiadores a modo de tendederos para secar rápido la ropa. Si haces esto, estarás contribuyendo a que la temperatura en la habitación en la que se encuentran estos radiadores sea bastante menor de la deseada.

Así mismo, procura no poner sofás, sillas o muebles tapando a estos, ya que también bloqueará en una gran medida la entrada de calor.

 

El mantenimiento es importante

No descuides el mantenimiento de aparatos como la caldera. Un mantenimiento periódico es necesario, no solo para que la caldera funcione en perfectas condiciones, sino también para que funcione al máximo rendimiento y no se produzcan fugas de calor o un consumo excesivo. Muchas compañías ofrecen estos mantenimientos de forma gratuita, por lo que en estas fechas es un buen momento para que se encuentre todo funcionando a la perfección.

 

Cambia la decoración

La llegada del frío es un buen aliciente para cambiar la decoración de la casa. Te sorprendería saber como contar con cortinas oscuras y colocar alfombras te ayudará a tener un mayor calor. Esto es debido a que estos elementos absorben mejor la radiación del sol, por lo que ayudan a subir la temperatura de la casa. Además, cuando hace frío, seguro que te encuentras más cómodo pisando una de estas alfombras que el suelo frío. Saca tu lado más decorativo durante esta ola de frío y aprovéchate de todas las ventajas que te ofrece todo este tipo de decoración. Tal vez sea el momento de revisar la decoración de la casa.