HORARIO OFICINA
Lunes a Viernes: 08:30-13:30 /  16:00- 19:00

Reformas de local

Reformas de hogar, Reformas de local, Reformas en general

10 cosas a tener en cuenta antes de iniciar una reforma

Llevar a cabo la reforma de vivienda es una decisión importante. Por este motivo, antes de enfrentarte a la reforma, vamos a hablarte de 10 cosas que debes tener en cuenta, independientemente de si llevas a cabo una reforma de piso, una reforma de baño o una reforma de cocina.

1. Establece necesidades 

Antes de empezar una reforma, apunta en un papel todo lo que consideras necesario para que no se te olvide y para que lo puedas priorizar sobre otros aspectos. Tómate tu tiempo y delibera con tranquilidad, este es uno de los momentos claves de cualquier tipo de reforma.

2. Ten claro lo que quieres

Antes de reformar, debes tener bastante claro lo que quieres. No es bueno ir decidiendo sobre la marcha ni cambiar de idea cada día antes de empezar esta. Visualiza en tu cabeza que es lo que quieres y como lo quieres, después, hazlo realidad.

3. Presupuestos y más presupuestos

No tengas vergüenza a la hora de solicitar un presupuesto, de hecho, cuantos más tengas, mucho mejor. En base a estos presupuestos, podrás acabar eligiendo a la empresa que mejor te resulte y ahorrando en tu reforma, siempre y cuando cumplan y se comprometan con aquello que realmente quieres.

4. Empresa de reformas

Desde aquí te recomendamos contar con una empresa de reformas. Las empresas de reformas aúnan toda clase de profesionales, por lo que te saldrá mucho más económico y seguramente trabajen mejor en conjunto, que si contratas a cada uno de ellos de manera individual.

5. Busca la garantía

Cuando vayas a llevar a cabo una reforma, con cualquier tipo de empresa o profesional, procura que quede claro y garantizado cuando va a terminar esta. De esta forma, no solo te podrás administrar mejor, sino que también evitarás el incurrir en atrasos injustificados.

6. Los permisos, antes

Hazte con todas las licencias necesarias antes de llevar a cabo la contratación de una reforma. De esta forma, si hubiese algún requisito que te falte o cualquier contratiempo, no tendrás que parar la misma y, por supuesto, conseguir todas las licencias y permisos una vez empezada dicha reforma no es legal.

7. Trata de aprovechar la luz natural

Ahora que llevas a cabo una reforma, no se te olvide nunca tratar de aprovechar al máximo la luz natural. Ten cuidado con no tapar todas aquellas fuentes de luz para permitir que la luz natural entre en tu casa con mayor facilidad.

8. Si no te gusta, dilo

No te calles a la hora de hacer una reforma. Si no te gusta como te está quedando o precisas de algún cambio, ahora es el momento, no vale dejarlo para más tarde. Que la vergüenza no te impida el decir si te gustaría llevar a cabo la reforma de otra manera o cualquier cosa que necesites.

9. Documéntate

Revistas, internet… todo lo que necesites, no solo para sacar ideas, sino también para conocer experiencias y opiniones acerca de lo que vas a llevar a cabo.

10. Relájate

Finalmente, tan solo tenemos que pedirte que no te estreses con tu reforma. Debes de pensar que la reforma es una situación temporal y que más pronto que tarde va a acabar. Si has tenido en cuenta alguno de los puntos anteriormente mostrados, seguro que el resultado será más que satisfactorio.

Reformas de local

Dar un lavado de cara a tu local

Uno de los aspectos más importantes que tenemos que cuidar de nuestro negocio, es el aspecto del local. Gracias a este aspecto, mejoraremos nuestra imagen como marca y también la percepción que tengan los clientes de nuestro negocio. Vamos a dar algunas ideas de cómo puedes dar un lavado de cara a tu local y que parezca completamente nuevo.

Una nueva mano de pintura

Pocos aspectos lucen más como una nueva mano de pintura. Pintar el negocio nos servirá para sanear las paredes y disfrutar de un negocio más limpio. Además, se trata de una buena forma de poder ofrecer una nueva imagen del mismo, cambiando los colores y apostando por nuevas tendencias.

Mejora la iluminación

La iluminación es clave en todo negocio que se precie. Además de para poder dar un mayor valor al escaparate, una buena iluminación, generará una mayor sensación de amplitud, haciendo que la estancia en el local sea mucho más agradable, invitando a comprar.

La iluminación tiene mucha importancia en el factor psicológico del consumidor y jugar con las luces nos puede permitir disparar nuestras ventas de una forma que antes nunca te habías imaginado. Para ello, con un trabajo eléctrico, tendrás todo lo necesario para triunfar.

La fontanería también cuenta

Tanto si dispones de un baño público, como uno para ti privado, es importante revisar las condiciones de las cañerías. Además, si el baño es para tus clientes, procura que no haya fugas de agua, ya que no solo lograrás ensuciar tu local con estas, si no que también provocarás el desagrado por parte de tus clientes.

Cambia la distribución

Algunas veces la mejor forma de romper con todo, es cambiar la estructura del local. Levantar un muro y hacer varios compartimentos, así como dividir el mismo en diferentes estancias, nos puede servir para crear varios ambientes dentro del mismo negocio, diferenciar mejor los productos que tengamos a la venta u ofrecer un trato más personal a los clientes.

Un buen trabajo de albañilería te hará volver a disfrutar de tu local como si se tratase de otro completamente diferente.

Mejora los acabados

Para acabar, nunca mejor dicho, te recomendamos mejorar tus acabados. Cambia la barra de atención al cliente por una nueva de mármol, ya que es un material bastante resistente y que luce mucho y con ello lograrás mejorar el aspecto de tu negocio, de una forma práctica y sencilla.